En la Universidad Autónoma de Nuevo León, Agua y Drenaje de Monterrey dio a conocer el Plan Estatal Hídrico 2030, con el que busca garantizar el abasto de agua en el área metropolitana, durante los próximos años.

José Octavio Salinas Ramírez, director de ingeniería de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, describió las acciones encaminadas a garantizar el abasto de agua en el área metropolitana.

El Plan Estatal Hídrico de Nuevo León contiene tres puntos fundamentales:

• Construcción de la presa Libertad

• Mejorar la eficiencia en la distribución del agua

• Incremento de saneamiento y rehúso del agua tratada.

¿Qué es el Plan Estatal Hídrico?

Salinas Ramírez explicó que “es el análisis de las condiciones en materia de agua potable, alcantarillado, saneamiento y rehúso, que permitan a SADM y al Estado contar con un programa para enfrentar los nuevos desafíos, tales como el crecimiento urbano que genera la necesidad de mejorar esta infraestructura”.

El Plan Estatal Hídrico incluirá, la construcción de plantas de tratamiento de aguas, el crecimiento de la red de distribución de agua, la rehabilitación de la red de agua potable, la construcción de represas, la recarga de acuíferos, y la mitigación de zonas de inundación por lluvias.

La Presa Libertad se planea con la capacidad de suministrar 750 litros por segundo, que equivalen al abastecimiento de 250 mil habitantes.

Además, con la mejora en la eficiencia de distribución del agua, mayor atención a fugas y la inversión en infraestructura; se generará un ahorro que permitiría abastecer a 350 mil habitantes.

El incremento de saneamiento y reúso de agua tratada recuperaría agua para abastecer otras 350 mil personas.

“Intentamos construir fuentes de abasto superficiales para mitigar la extracción subterránea. Con las presas afectamos temporalmente, inundamos los terrenos; pero el beneficio viene después, enviando el agua a todas las zonas para que tengan una fuente de abasto para los habitantes, zonas industriales, comercio y para la zona agrícola”.

En Nuevo León el desnivel topográfico dificulta la presión del agua de la red de sistema de agua y en la distribución de zona de presión, ya que los municipios se encuentran a diferentes alturas; con este plan se realizarán medidas reguladoras para evitar el desabasto.

“Monterrey es un plano inclinado de más de 400 metros, en García están a 800 metros, y en Cadereyta a menos de 400 metros; el problema es que la presión del agua es variable. Dependiendo la hora del día, el uso del agua incrementa y el nivel topográfico hace que ciertas franjas tengan alta presión y otras tengan poca presión”, dijo Salinas Ramírez

El agua es esencial para el desarrollo económico y debe cuidarse en cantidad y calidad, con tal de conseguir un desarrollo sustentable para el estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.