En Europa se han sentido temperaturas récord, pero este 28 de junio, en el pueblo sureño de Villevieille, Francia alcanzó los 45 grados centígrados y en España, donde se siente 40 grados, han muerto dos personas.

El caso de Francia

La temperatura de este viernes en Villevieille superó la registrada en agosto de 2003 en la ciudad de Carpentras con 44.3 grados que provocó la muerte de 15 mil personas.

Las autoridades tomaron precauciones y en las escuelas rocían con agua a los niños y colocaron sensores de hidratación en asilos.

Las altas temperaturas han afectado en toda Francia, por lo que suspendieron clases en alrededor de 4 mil escuelas. Marsella y Montpellier están bajo vigilancia porque se prevé que lleguen a los 44 grados.

La agencia meteorológica francesa, Météo-France, prevé que las temperaturas se extiendan hasta la semana próxima.

En España hay dos muertos

A plena calle en Valladolid, el pasado jueves un hombre de más de 80 años se desplomó. En Córdoba, un joven de 17 años estaba trabajando en el campo, cuando sintió mareos, se metió a una alberca, perdió el conocimiento y murió.

En ese país hay 43 de 50 provincias en alerta por las altas temperaturas.

El calor provocó que en Cataluña se incendiaron 6 mil 500 hectáreas por incendios forestales, alrededor de 400 elementos de seguridad intentan apagar el fuego.

Alemania e Italia

En Berlín, Alemania han usado los cañones para movilizaciones violentas para regar los árboles de la ciudad.

En las ciudades italianas en Piamonte se ha sentido 40 grados y 39 grados en Génova. En días pasados un hombre en situación de calle murió por el golpe de calor.

Con información de AFP, AP y EFE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.