M.A.KIAVELO (El Norte)

DOS cosas llamaron ayer la atención con Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, que estuvo por la mañana en un encuentro de beneficencia para “La Casa de Vida Abuelitos”, en Las Lomas Eventos.

LA primera es que dijo con todas sus letras que no le in-te-re-sa lanzarse por la Gubernatura del Estado, ni como independiente ni bajo las siglas de algún partido político (léase Morena, PAN y los que se acumulen).

Y LA segunda fue que declaró que “no es momento de meter la pierna fuerte en la relación de los empresarios y el Presidente Andrés Manuel López Obrador”.

EL líder de los ipecos hasta expresó que “aunque muchos están esperando que le miente la madre al Presidente, nuestro objetivo es el de construir puentes con el Gobierno federal”. Más claro, ni el agua…

EN VOZ BAJA (El Porvenir)

A toro pasado, con las estadísticas más que calientes en materia de homicidios, las autoridades por fin reaccionan y crean un área especializada para atender el tema.
Está bien que para hacer cosas buenas nunca es tarde, pero llama poderosamente la atención el nacimiento del área especializada, cuando se supone debe atenderse de rigor.


Por lo que el nacimiento de la Unidad de Enfoque Criminal en Materia de Homicidios podría dar a entender, un par de cosas, que no se atendía o se hacía como que se atendía. Sobre todo si se toma en cuenta que hay áreas del delito que siguen registrando números rojos y que en el mejor de los casos requerirán de un área especializada.

Y, para muestra basta un botón en el tema de los desaparecidos, levantados o secuestrados que en apariencia es lo mismo, pero para la autoridad son diferentes. Tan es así que cuando una persona es reportada en cualquiera de esos términos, la familia sufre las de Caín porque no hay quien atienda vía fast trak en momentos de urgencia.

Si se reporta como desaparecido aplica el término de 48 horas, muy a pesar de que las mismas investigaciones dicen que las primeras horas son vitales para la víctima.

Si es reportado como levantado, como el término legalmente no existe, se puede reportar, pero como no hay un área específica, cunde la alarma entre los familiares de la víctima. Sobre todo porque en la policía municipal le indican que no son investigadores, que son preventivos, en la estatal lo mismo, al igual que la PFP.

En tanto que en la ministerial, el problema es que en homicidios se atiende cuando ya pasó a ser víctima y en antisecuestros, hasta que se pide reporte. Por lo que vale analizar el dato, sobre todo ahora que ya se han dado a la tarea de realizar ajustes de áreas específicas, a menos que vayan a reaccionar igual… a toro pasado.

TRASCENDIÓ MONTERREY (Milenio)

Que Héctor Gutiérrez de la Garza se reunió ayer con Judith Díaz, una antigua compañera de trabajos legislativos en el Congreso de la Unión, cuando ambos fueron diputados federales por Nuevo León de 2003 a 2006.

En aquel tiempo, la superdelegada militaba aún en el Partido Acción Nacional y en 2006 sería senadora.

Como que Gutiérrez anda preparando el regreso a Nuevo León, una vez que concluya su compromiso como secretario de Organización en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, reuniéndose con gente clave del escenario político local.

PROTÁGORAS (El Horizonte)

¿Quiénes son la prioridad, los que se portan bien o lo que se portaron mal?

Aunque se entiende que la seguridad en los penales es un gran problema, el cual ha ido creciendo en los últimos años –con motines, riñas y asesinatos–, lo cierto es que la inseguridad que envuelve a la metrópoli regia debería ser más importante.

Viene a cuento todo esto al saberse, como lo reveló El Horizonte, que el estado “desvió” nada menos que 500 elementos de Fuerza Civil para ponerlos a cuidar los penales estatales, ante la escasez de custodios… ¡500 policías menos en las calles!

Ahí es donde “se baja el cero y no contiene”, porque aunque se reconoce la problemática de los reclusorios, no debemos olvidar que la función primordial de la policía es la vigilancia de las calles, para que la gente pueda vivir en una ciudad segura.

Sobre todo porque la policía, en este caso Fuerza Civil, se paga de nuestros impuestos para salvaguardar a quienes respetamos la ley, y a los que se portaron mal –léase los reos– los tiene que cuidar otro tipo de personal, los custodios… y con otro presupuesto.

Lo peor es que, mientras el estado anda mermando el personal policiaco, la ciudad atraviesa por una crisis de inseguridad, con récords de robos, homicidios y otros delitos… ¡Gulp!

CERRO DE LA GRILLA (Red Crucero)

HONOLABLE SEÑOL TAKECHI, ALIAS HÉCTOR GUTIÉRREZ DE LA GARZA, TRAE ARDIENDO las redes sociales en Monterrey.

Primero la foto con Black Hunter, alias Víctor Fuentes senador y aspirante a la candidatura a Gobernador por el PAN.

La frase matona: “Para rescatar Nuevo León ¡Yo me apunto!”, se repitió cuando apareció con Judith Díaz, quien aspira a la nominación por MORENA…

Previo apareció junto a su jefe político Don Beltrone, alias Manlio Fabio Beltrones, con el mensaje de que sus futuras acciones políticas no dañarán su amistad..

En pocas palabras, viene a Nuevo León y viene por la libre.

¡Aguas con lo que viene!

REDES DE PODER MTY (Reporte Índigo)

Miguel Ángel Dávila Treviño, quien fuera el estratega digital del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, y que ocupaba la Dirección de Planeación y Análisis, perteneciente a la Secretaría General de Gobierno, no ha querido firmar su separación del puesto.

Además, nos comentan que no ha regresado los vales de gasolina, y tampoco una camioneta blindada, junto con sus escoltas asignados, a pesar de que formalmente lleva un mes de que salió de la estructura de Gobierno y en todo este tiempo no ha ido a trabajar.

Pese a que Dávila Treviño fue liquidado, está faltando a las leyes y reglamentos usando activos del Gobierno sin ser funcionario, y aún es tan influyente que acomodó a su esposa, Abril González, en la Secretaría General.

En el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón todos hacen lo que quieren con el mando de activos, uso de recursos públicos y hasta el aumento injustificado en salarios, tal como sucedió con su suegra, María Teresa Martínez Galván.

Mientras más avanza el sexenio del gobierno de Jaime Rodríguez salen a relucir las deficiencias de su equipo de trabajo y, por supuesto, su aprobación sigue en picada.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.