Por Obed Campos

@obedc

Tras el paro de los policías federales que se niegan a ser transferidos a la nueva Guardia Nacional y luego de que varios de ellos invocaron el nombre del ex presidente Felipe Calderón, no faltó el malora que sugirió en redes sociales, que “si muchos policías federales quieren que Calderón sea su jefe, perfecto. Renuncien y que los contrate Calderón”.

Lo cierto es que ojalá y fuera así de fácil solucionar este conflicto, del cual, molesto porque el secretario de Seguridad Alfonso Durazo y el presidente López Obrador supuestamente hicieron eco de la solicitud de algunos policías federales, Felipe Calderón se mostró indignado en un video y pidió aclarar la situación.

Aunque también el expanista le quiso agradecer al secretario de Seguridad la propaganda gratis, que afirmó le servirá para la formación de su nuevo partido.

Yo no sé a quién se le ocurre poner a Calderón como buen ejemplo de formación de policías, si la guerra que aún sufrimos los mexicanos contra la delincuencia organizada la arrancó él y dejó a México bañado en sangre.

Sin embargo hay un pequeño, pero importante punto: los policías, de cualquier rango y de cualquier corporación, están para acatar órdenes, no para atacarlas.

Y por si estaban con el pendiente, acá en Nuevo León el secretario general de Gobierno, Manuel González, aseguró que ningún elemento de la Policía Federal realizaría alguna protesta, aunque horas después una decena de elementos federales armaron una manifestación a las afueras de las instalaciones de la PF ubicadas en la carretera  a Laredo, en Escobedo, Nuevo León, lo que causó un congestionamiento vial de kilómetros, porque cerraron dos carriles.

UN BUEN EJEMPLO

Es su segunda época como alcalde de Juárez, Nuevo León y Heriberto Treviño tuvo que llegar con la escoba en mano a limpiar el virtual basurero que heredó del panista Rodolfo Ambriz, sobre todo en áreas de la administración.

Por primera vez en la historia de la llamada “Capital Tamalera” de Nuevo León, bajo la alcaldía de Treviño el municipio adquirió 150 patrullas para la Policía Municipal para reforzar las 10 que una día jalaban y otro no.

Treviño no presume, pero aun siendo priista mantiene excelente relación con el gobernador independiente Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, quien, además de la federación, le facilitaron el acceso a recursos para el renglón salud.

Por eso pronto se inaugurará el Primer Hospital General de Juárez, con una inversión superior a los 100 millones de pesos, y además ayer en su visita a Juárez, el gobernador le acaba de prometer que se construirá una sede de la Preparatoria Militarizada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.