La política cultural de la 4T ha sido duramente cuestionada, tanto como la “otra” política cultural, la que mantenía desde el sexenio de Carlos salinas de Gortari. Si se mantuvo a media voz en los primeros meses de gobierno de López Obrador, la denuncia de una incipiente mafia asignando becas culturales, reciclando jueces y becarios, la crítica se exacerbó.

El escritor y periodista José Jaime Ruiz invitó a dos importantes dramaturgos locales para hablar sobre este tema. Xavier Araiza y Gabriel Contreras entre coincidentes y discordantes, pero asertivos, exponen sus puntos de vista que van todavía más allá del caso de las becas, además prefiguran toda una crisis que afecta a los creadores… una contradicción con la premisa favorita del Presidente, acerca de la importancia relevante de la cultura para México.

Además, se revisa con minuciosidad de la cultura en Nuevo León, y la organización de Conarte y los artistas mismos agremiados alrededor de una institución que, dicen, está en decadencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.