El Gobernador Jaime Rodríguez Calderón negó que el estado vaya a emprender una cacería de brujas contra los morosos que deben el refrendo. Pidió a los ciudadanos no alarmarse por los avisos que la administración estatal está entregando a domicilio a los conductores que tienen cuentas pendientes con el pago de este impuesto. Aclaró que se trata solamente de un exhorto a presentarse ante el Instituto de Control Vehicular.

“Todos los ciudadanos tienen que ser responsables de lo que tienen que pagar. Lo que se les está enviando es un exhorto a que vayan a pagar como a cualquier ciudadano que tiene que pagar y tiene el compromiso de pagar”.

“Aquel que no pueda pagar y que no tiene, debe de acudir, más que preocuparse o asustarse. Tú tienes la obligación de pagar el refrendo, y eso nadie te la quita. Yo no puedo condonar un impuesto y ningún derecho. Y lo que estamos haciendo no es recaudatorio, es cobrar lo que le deben al Estado.”

El Gobernador reiteró que los avisos sólo son para evitar a los contribuyentes esos procedimientos.

“La gente que sienta que es un embargo, no, no vamos a embargar. Lo que estamos diciendo es que eviten tener que ir a un proceso”.

El mandatario estatal dijo estar consciente de la situación y quien no traiga completo el pago que le abone algo.

“La gente puede al Instituto de Control Vehicular y decir: Oye, no traigo, no tengo. Yo daré instrucciones mañana al Tesorero para decir todo aquel que deba: A ver, ¿cuánto traes? Abónale”.

– ¿Convenios?, se le preguntó.

– “¡Claro!”, respondió Rodríguez Calderón.

“Es injusto que aquel que por no tener o no poder… También que acuda. Nosotros lo que no queremos es andar detrás de alguien. Pero si la gente no acude, tenemos que recodarle que tienen que acudir”.

Desde esta semana, la Tesorería del Estado y el Instituto de Control Vehicular envían notificaciones a las casas de quienes deben el refrendo, aunque el rezago sólo sea del año en curso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.