El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, reinauguró el puente sobre el Arroyo Topo Chico en la Avenida Rangel Frías, el cual se encontraba inhabilitado desde el pasado mes de febrero a causa de un socavón por una fuga de tubería de agua.

La secretaría de Obras Públicas, cuyo titular es Nazario Pineda Osorio, invirtió 13 millones de pesos para asegurar que ya no haya peligro en la avenida, pues se repararon 42 metros lineales de la rampa de sur a poniente, una línea de agua potable, y el muro de contención.

“Lo que hicimos fue con los ahorros que tiene el municipio de Monterrey para poder repararlo”, dijo Adrián de la Garza.

Según el análisis que realizó el Instituto de Ingeniería Civil de UANL, el hundimiento se debió a una fuga de varios años tras una falla de los tubos de agua potable de Servicio de Agua y Drenaje; además, el muro de contención del Arroyo Topo Chico también representaba fallas.

En cuanto a una sanción hacia los responsables de la estructura deteriorada, el Alcalde dijo: “no hemos analizado esa parte de la sanción a las empresas, pues quisimos entrar de manera inmediata a la solución antes dar alguna responsabilidad que tomaría meses. Es una avenida de alta afluencia vehicular y que se requiere que esté en uso. Ya pasado esto, se podrá hacer un análisis y poder hacer las solicitudes correspondientes”.

La tubería ya está reparada, y existe un compromiso por parte de la Comisión Nacional del Agua para reubicar los tubos y así reforzar el muro del arroyo para que no vuelva a reblandecerse la tierra y evitar que pueda haber otra falla en dicha parte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.