El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este miércoles que en su gobierno no hay funcionarios con conflictos de intereses, como respuesta a la acusación emitida un día antes por Carlos Urzúa al momento de presentar su renuncia a la titularidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario descartó iniciar una investigación interna entre sus colaboradores, luego de que Urzúa Macías acusara en su carta de renuncia una “inaceptable imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de hacienda pública” motivada por “personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés.

A pregunta expresa de SDPnoticias, López Obrador reconoció que el exsecretario se refería a Alfonso Romo, el jefe de la Oficina de la Presidencia, como uno de los colaboradores con un posible conflicto de intereses; sin embargo, resaltó que en su gobierno no se toleran actos de corrupción.

Asimismo, agradeció a Urzúa por la sinceridad con la que siempre se condujo en su paso por la SHCP, y agregó que le planteó anunciar oficialmente su renuncia el próximo sábado 13 de julio a fin de no desestabilizar los mercados, pero el presidente descartó esta posibilidad pues dicha práctica corresponde al pasado.

Foto propiedad de: Cortesía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.