La renuncia de Carlos Lomelí a la delegación federal de programas de desarrollo en Jalisco no debe significar un cese en los procesos que se llevan en su contra, indicó el gobernador del estado, Enrique Alfaro.

El mandatario emecista pidió que las investigaciones de la Secretaría de la Función Pública lleguen “a las últimas consecuencias”, y refirió que la renuncia no debe generar “perdón y olvido”.

“No quisiera opinar al respecto, pero sí espero que las investigaciones lleguen a sus últimas consecuencias. Que una simple renuncia no genere perdón y olvido en los temas que se puedan acreditar. Si hay algún acto indebido, sea quien sea la persona involucrada, ojalá pague las consecuencias”.

El gobernador indicó que la renuncia de Lomelí Bolaños no rompe relaciones con el Gobierno de México, pues Jalisco tiene buen trato con AMLO, dijo.

Lomelí renunció este sábado tras una serie de señalamientos de corrupción emitidos por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

En dichos señalamientos se le involucraba en una red de empresas que son favorecidas con contratos federales por la venta de medicinas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.