Primero fueron Didi y Uber; ahora es la plataforma Cabify la que avaló la propuesta del gobernador Jaime Rodríguez Calderón de implementar un impuesto del 1.5 por ciento a las empresas de taxis que operan vía plataformas digitales.

El encuentro para formalizar la aceptación podría darse en cualquier momento, pero el Gerente General de Cabify México, Ramón Escobar, consideró que es imperativo invertir en movilidad. De acuerdo con Escobar, al firmar el acuerdo del impuesto de 1.5 por ciento se dará certeza y estructura jurídica a la industria.

“Es una medida que tiene sentido, nos parece que al final es una medida que le da certeza y le da estructura jurídica, informativa, a la industria. Lo que sí es importante, y que nosotros no hemos quitado el dedo del renglón, es que de alguna forma pedir o buscar que lo que se recaude de este impuesto termine en iniciativas que fomenten la movilidad en la ciudad”.

Cabe mencionar que, para acelerar la nueva Ley de Movilidad, el Gobierno del Estado dio a conocer sobre la implementación de este impuesto a los taxis que operan bajo plataformas digitales, señalando que el recurso podría destinarse a un programa de semaforización.

El director de la Agencia Estatal del Transporte, Noé Chávez dio a conocer que esta misma semana se sentaría a negociar con los representantes de todas las plataforma de cibertaxis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.