El final de la amistad y la relación laboral de Kylie Jenner con Jordyn Woods después de que esta última besara al novio de su hermana mayor durante una noche de fiesta supuso un golpe muy duro para la empresaria, ya que le obligó a distanciarse de una de las personas más cercanas a ella, con quien había compartido incluso casa durante varios años.

En retrospectiva, la gurú de la cosmética considera que la estrecha relación que ambas mantenían tenía fecha de caducidad y, en el fondo, no se arrepiente de haber cortado los lazos que las unían.

“Creo que todo esto debía suceder por una razón… por mí y por ella. En mi caso, [Jordyn] se había convertido en mi red de seguridad; vivía conmigo y lo hacíamos todo juntas. Sentía que, como ya la tenía a ella, no necesitaba a nadie más. Y ahora me doy cuenta de que había una parte de mí que necesitaba madurar y crecer en solitario. A veces hay personas que forman parte de tu vida durante momentos concretos por unas razones específicas, y después cada uno debe seguir su camino”, reconoció Kylie en unas nuevas declaraciones recogidas en el reality familiar Keeping Up with The Kardashians.

Los seguidores de la celebridad no han tardado en percatarse, sin embargo, de que en las últimas semanas ha venido pasando cada vez más tiempo con la joven Anastasia Karanikolaou y las malas lenguas ya se refieren a ella como ‘la nueva Jordyn’. Lo cierto es que en el perfil de Anastasia se pueden encontrar estos días varias imágenes en las que aparece con Kylie o jugando con su hija Stormi en la última escapada que ha realizado juntas a las islas Turcas y Caicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.