La diputada Julia Espinoza de los Monteros, dijo que ya se trabaja sobre un anteproyecto de la reforma para la nueva Ley de Movilidad. El documento presenta ya un avance del 90 por ciento y contiene lo mejor de las cuatro iniciativas que en su momento presentaron la bancada del PAN, de Morena, del Gobierno del Estado y de organismos.

La legisladora informó que se entregó el anteproyecto a los presidentes de las comisiones de Desarrollo Urbano y Desarrollo Metropolitano del Congreso local, para que lo revisen y emitan sus observaciones esta misma semana.

“La Comisión de Transporte ya tiene un documento integrador de las cuatro iniciativas de Ley de Movilidad presentadas y ya se les hizo este, podemos decir, anteproyecto, o podemos decirle documento integrador, al diputado Nava y a la diputada Mariela, para que lo revisen y en los próximos días ya podamos estar revisando las consideraciones”.

“Hasta ahorita tenemos ya, podemos decir, en un porcentaje, un 90 por ciento de este anteproyecto, entonces es importante que en breve, y en los siguientes días, nos reunamos ya los diputados de las comisiones unidas para ya ir viendo menos mesas de análisis, porque ya hemos tenido las suficientes, y ahora sí tomar las decisiones correspondientes en los temas en lo que aún no tenemos acuerdo”.

“Hasta ahorita estamos garantizando el que los usuarios, las personas, estén en un punto principal en la Ley de Movilidad, a las personas con discapacidad; estamos regulando a las aplicaciones móviles; tenemos también el análisis de la sobrerregulación a los taxistas tradicionales y tenemos también la infraestructura para la movilidad no motorizada y no contaminante”.

Dentro de los avances, aseguró que en la propuesta se garantiza la movilidad de las personas y también el que haya seguridad vial. En el aspecto del medio ambiente, la legisladora dijo que se cuidaron muchos detalles para reducir los índices de contaminación.

Espinoza de los Monteros dijo que la nueva Ley no puede postergarse más y que espera que existan las condiciones para que pueda dictaminarse durante un periodo extraordinario en agosto.

“Necesitamos una Ley a la medida de Nuevo León, no una Ley a la medida de otros estados y, pues, si hubiera un periodo extraordinario, pues sí deberíamos sacar esta Ley, pero si no lo hubiera, sí debemos tener listo el articulado para llevarlo al Pleno en la primera semana de septiembre”.