El gobernador Jaime Rodríguez Calderón aclaró que, si bien no es un impuesto como tal, las plataformas digitales Uber, Didi y Cabify realizarán una aportación del 1.5 por ciento de sus operaciones al Estado.

Luego que Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, aseguró en dos ocasiones que la cuota no es un planteamiento oficial; el mandatario estatal indicó que éste último no tiene conocimiento de ello. Los recursos recaudados por esta contribución, reiteró, irán a un fondo para financiar un proyecto de semaforización y mejora de vialidades.

“No sé contradijo nada, le preguntan al que no sabe en ese tema. Aquí el que sabe del tema es Manuel Vital (Secretario de Desarrollo Sustentable), que es el que está coordinando totalmente la negociación junto con el (director) de la Agencia Estatal del Transporte con las plataformas. Las plataformas van a convenir con el Estado el pago del 1.5 de sus ingresos, y esos ingresos irán a proyectos de movilidad. La idea es esa”.

Resaltó que la intención es sincronizar al menos mil 600 semáforos en la zona metropolitana de Monterrey. Actualmente, dijo, sólo 300 cruces están sincronizados, por lo que la ciudad se torna un caos la mayor parte del día.

“Pretendemos tener sincronizados 1 mil 600 de los 2 mil 600 cruces. Todo lo que tengamos de ingresos por el tema de movilidad, por ejemplo, los ingresos que tienen la Agencia por sanciones o multas, vamos a aplicar ahí el Fondo Metropolitano, vamos a aplicar ahí el Fondo de Hidrocarburos. Que podamos terminar el sexenio nuestro resuelto el tema de movilidad en el tema de sincronización”.

Días después que el Gobernador planteó a los diputados locales la aportación del 1.5 por ciento, la cual fue propuesta por los empresarios de estas aplicaciones de movilidad; González Flores aseveró que no existía tal cosa. Inclusive, insistió en la opción de que los taxis convencionales se sumen a las plataformas digitales y se conviertan en ubers. Declaraciones refutadas por Rodríguez Calderón, quien reiteró que la cuota va.

“Los taxis ordinarios siguen siendo ordinarios. Se trata de hacer una aportación que la plataforma ha propuesto al gobierno, no es un impuesto es un convenio que estamos tratando de hacer con las plataformas para convenir en cierta manera su participación en los problemas de movilidad. Ellos (las plataformas) están dispuestos a colaborar como lo están haciendo en Ciudad de México y en otros estados”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.