La Fiscalía General de la República debe reinstalar la escolta encargada de vigilar hasta 2021 a Tomás Zerón de Lucio, ex jefe de la Agencia de Investigación Criminal. Así lo ordenó la jueza Séptima de Distrito en Materia Administrativa, Laura Gutiérrez de Velasco, según lo publica Reforma.

La seguridad se asignó al Zerón así como a su familia se la asignó la entonces Procuraduría General de la República en septiembre de 2016 por un lapso de cinco años, por lo que hasta 2021 se le debía retirar.

Fiscalía se la retiró en junio

El 27 de junio la Fiscalía ordenó que se le retirara la escolta, la cual se conforma de 24 agentes de la Policía Federal Ministerial, así como cuatro vehículos blindados y cuatro de seguimiento.

No obstante, la jueza concedió a Tomás Zerón de Lucio una suspensión provisional, la cual la confirmó el día de ayer el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Administrativa. La determinación se dio porque se declaró infundada una queja de la FGR.

Hay tres acuerdos confidenciales de sexenios previos, los cuales fueron la base para que se restituyera la seguridad. Se trata de uno del presidente y dos de PGR, los cuales regulan la protección a ex funcionarios de áreas de seguridad.

Tomás Zerón o su familia podrían tener daños

El Tribunal Colegiado señaló que de no concederse la suspensión contra del retiro del otorgamiento del servicio de protección y seguridad a Zerón de Lucio y a su familia, se les podría causar daños irremediables sobre su vida.

En este sentido, afirmó que corren un “peligro latente” aquellos exservidores públicos que ocuparon un cargo en un área estratégica de seguridad nacional.

La jueza Laura Gutiérrez de Velasco resolverá el 29 de julio si concede la suspensión definitiva, lo cual, señala Reforma, es lo más probable.

La escolta la mantendrá por tiempo indefinido, en tanto se resuelve si removerla antes de 2021 viola derechos humanos de Zerón, quien enfrenta acusaciones por la investigación del caso Ayotzinapa en 2014.

La queja de la Fiscalía

La Fiscalía se quejó de la escolta de 24 agentes y ocho vehículos, y afirmó que el 10 de enero la redujo a 15 agentes, tres vehículos blindados, dos ligeros y una motocicleta. Sin embargo, no probó el hecho, y se ordenó mantener la vigilancia original. Además, la Fiscalía señaló que los acuerdos de años anteriores sobre escoltas no le aplican porque ahora es un órgano autónomo.

Foto propiedad de: Moisés Pablo/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.