Por Jorge Narváez.

Los equipos regios de fútbol se quedaron con los mismos jugadores del torneo anterior. Parecen muy confiados en poder hacerle frente a todos los demás rivales que sí cambiaron sus piezas para reforzarse. Ni Tigres, ni Rayados sumaron refuerzos para el torneo que acaba de comenzar y, aunque los fichajes aún no cierran, tal parece que todo el semestre jugarán con los mismos titulares.

Será interesante ver cómo se acomodan ambos equipos en el terreno de juego y ver cómo los rivales ya los tienen bien estudiados.

La variante que Ricardo Ferretti y Diego Alonso pueden mostrar en la cancha es la forma de juego: o más defensivo u ofensivo. Aunque plantear una nueva forma de juego es complicado y lleva tiempo para que los jugadores se adapten.

El refuerzo no sólo ayuda al equipo a mejorar además a la afición, que espera ver resultados positivos de sus equipos favoritos. Se ha visto que contratar un jugador de renombre aumenta la compra de abonos, souvenirs, jerseys, boletos entre otros artículos, pero esto pasó a un segundo término para las directivas regias.

Pero los que se ven más apurados en contratar son los Rayados, porque en unos meses tienen la competencia del Mundial de Clubes… Un torneo “valioso” para presumirle a los Tigres, que no han podido ser campeones “internacionales”.

Aunque los albiazules se cansan de decir que tiene un plantel basto para competirle a cualquiera y donde sea, la realidad es que el desgaste físico llega temprano, y para el mes de diciembre los jugadores podrían suplicar que acabe la competencia.

En el tema de las contrataciones los altos directivos deben ser cuidadosos pues se manejan muchos millones de dólares y una transacción que no le parezca a la afición o que sea un fracaso dentro del terreno de juego les puede costar más que un dolor de cabeza… cosa que ya han experimentado por más de una ocasión.

Fotografía propiedad de: archivo/ Cuartoscuro

@soyjorgenarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.