La procuradora General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, descartó que el asalto a la casa de Angélica Rivera en Palmas 1325 fuera con motivos políticos. De acuerdo con las primeras investigaciones, el incidente no tenía algún propósito en particular para afectar a Rivera, comentó la procuradora después del informe de 200 días de gobierno de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum: “No le vemos otro motivo, fue asalto”.

Godoy dijo que las investigaciones continúan y hasta el momento se han revisado cámaras de vigilancia y se ha entrevistado a testigos y vecinos.

El asalto

El pasado jueves 22:40 horas la residencia que Televisa le dio a la exesposa de Enrique Peña Nieto en la colonia Lomas de Chapultepec, alcaldía Miguel Hidalgo, sufrió un asalto.

Dos personas entraron a la vivienda para robar las joyas de la mujer, pero uno cayó sobre un domo, lo que alertó a los guardias y empezaron a disparar.

Uno de ellos, de 27 años y de nacionalidad colombiana, tuvo una herida de bala en la pierna; y el otro, de 35 años de Venezuela, resultó golpes, fractura en cigomátimo y en la pierna derecha. Amos fueron enviados a la Cruz roja para ser atendidos.

A los detenidos se les decomisó dos desarmadores largos de la marca Urrea, una cizalla marca Truper, una pinza corta alambre marca Truper, un desarmador plano corto marca Pretul, una barrera tipo pata de cabra de la marca Surtek y dos pinzas de presión marcas Milwaukee y Pretul.

También un desarmador corto punta de cruz marca Husky, un par de guantes negros de la marca NB, dos gorras tipo beisbolera, una de color azul marino marca puma y otra de color negro, dos teléfonos celulares y joyería perteneciente a Rivera.

Con información de Aristegui Noticias y Animal Político

Foto propiedad de: Luis Carbayo / Cuartoscuro