AMLO aseguró que está muy bien de salud y luego del infarto que sufrió en 2013, se atiende, sigue su tratamiento y se hace chequeos rutinarios como estudios de sangre.

En conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que los médicos que lo atienden son muy profesionales. Le hacen electrocardiogramas y en su casa a las 5 de la mañana, le toman muestras de sangre: “Me atienden todo, el electrocardiograma; análisis, allá en la casa me hacen el favor de irme a tomar sangre a la 5 de la mañana para los análisis y (estoy) al 100”.

Contó que luego del infarto que sufrió hace seis años, cuida de su alimentación, hace ejercicio como ir a practicar beisbol, y se toma sus pastillas, “que es como un coctel diario”.

Reiteró que se encuentra bien de salud y como muestra, recordó la gira que hizo el fin semana pasado en donde recorrió varios poblados de la Huasteca Potosina sin ningún problema: “Cuando puedo me escapo, aunque no les guste a algunos, que vaya al beisbol; (estoy) muy a gusto, muy feliz de servir a mi patria, y de estar encabezando un movimiento de transformación”.

Volví a nacer: AMLO

AMLO dijo que después del 2013 y del tratamiento que ha llevado para estar sao, “volvió a nacer”. Mencionó que el día del infarto, tuvo la suerte de haberle ocurrido en la Ciudad de México y que a 15 minutos había un hospital: “Por eso lo puedo contar… (uno) vuelve a nacer, retoma uno todas las actividades”.

La madrugada del 3 de diciembre de 2013, el entonces dirigente nacional de Morena sufrió un infarto al miocardio, por lo que tuvo que ser intervenido en las arterias coronarias.