Las autoridades hallaron la madrugada de este martes una toma clandestina dentro de una bodega de la colonia Anáhuac, alcaldía de Miguel Hidalgo, Ciudad de México. La toma se conecta a un ducto de Petróleos Mexicanos dentro del inmueble que se ubica en el número 98, de la calle Lago Garda, donde supuestamente reciclaban PET.

En el lugar se encontraron cuatro llaves con las que abastecían centenares de bidones con combustible.

Garrafones en la toma clandestina

Dentro del inmueble, se encontraron decenas de garrafones y varios tinacos de tres mil litros cada uno, donde presuntamente almacenaban el combustible. Al lugar llegaron las autoridades capitalinas, personal de Pemex, así como elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional para resguardar la zona. Sin embargo, no se reportaron personas detenidas en ese momento.

Se activaron los protocolos de seguridad por toma

Hasta el lugar llegó el alcalde de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, quien detalló que la toma se encontraba dentro de una bodega, donde supuestamente se reciclaba PET. No instante, sostuvo que dentro del inmueble únicamente había docenas de tambos y mangueras conectadas a un ducto.

Detalló que la gente de seguridad interna de Pemex reportó al director de Protección Civil (de la alcaldía) que había un olor fuerte “y una falta de presión en este lugar”.

Romo sostuvo que el hallazgo fue atendido por la Secretaría de Gestión de Riesgo y Protección Civil, Seguridad Interna de Pemex, así como la Policía Federal.

Foto propiedad de: Luis Carbayo/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.