Un repartidor muerto y dos meseras heridas dejó el ataque con un cuchillo perpetrado presuntamente por un cliente, en un restaurante. Policías de Ayotlán, Jalisco, que llegaron al lugar para a atender la emergencia, fueron amenazados por el sujeto, por lo que los agentes realizaron al menos dos disparos, uno de ellos dio en la pierna del presunto atacante. Tras caer al piso herido, el sujeto aún amagaba a los oficiales, quienes finalmente lo sometieron.

El cliente comenzó a discutir con su esposa

De acuerdo con los reportes, el hombre desayunaba con su esposa, tranquilamente, en el restaurante, cuando comenzó a discutir con ella. En un momento, el individuo, que vestía camisa azul y pantalón de mezclilla, se levantó de su mesa y se dirigió a la cocina donde tomó dos cuchillos con los que hirió a dos meseras.

Ante el temor de resultar heridos, los demás clientes comenzaron a salir del lugar, en tanto que el sujeto en su camino se topó con un repartidor que llegó al local y lo apuñaló, causándole la muerte.

“¡Soy un guerrero de Dios!”

Cuando llegaron los policías, el hombre los encaró y amagó con los cuchillos, hasta que uno de los uniformados le disparó en la pierna y el sujeto, pese a caer al piso no soltó las armas.

Luego de que le ordenaron de que arrojara el machete y el cuchillo, el supuesto atacante los aventó. Cuando era esposado, el hombre aún lanzaba amenazas y afirmaba que “no porque estuviera pelón estaba loco”.

“Sueltenme, babosos. Voy a reencarnar. (…) Soy un guerrero de Dios. (…) La guerra empezó, hijos de su puta madre. Te vas a acordar de mí, así, quebrado, te voy a sacar los ojos”.

Tras recibir atención médica por la herida que recibió en una pierna, lo llevaron ante el Ministerio Público Local para que enfrente los cargos por homicidio.

Foto propiedad de: Foto tomada de video

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.