Las narcoseries proyectan un estilo de vida ficticio que no ayuda a orientar a los jóvenes, aseguró AMLO. Durante la conferencia mañanera de este 23 de julio el presidente dijo que las series que se transmiten en televisión y plataformas omiten la realidad de vivir con adicciones. Sin embargo, no cree que prohibir ese tipo de contenidos sea una solución.

Cuestionado sobre el sistema penitenciario, el presidente se pronunció a favor de acciones preventivas dirigidas a jóvenes especialmente aquellas contra las adicciones. En ese sentido señaló que actualmente en las narcoseries prolifera un estilo de vida idealizado que ignora el mundo real y el dolor.

“Lo que hay es esta vida ficticia de éxito que proyectan en la televisión, en las series. Es un estilo de vida que se idealizó, donde los actores, todos galanes, mujeres bellas, carros últimos modelos, residencias, alberca (…) todo ese mundo, ¿y el otro?, ¿ese es el mundo real? No”.

Lo que las narcoseries no destacan es la “otra realidad”, dijo el presidente. Aquella en la que los jóvenes en poco tiempo se vuelven adictos a alguna sustancia, mueren y hacen sufrir a sus familias. “Hay otra realidad, la de los jóvenes que en poco tiempo se vuelven adictos, que tienen que consumir drogas, que son veneno, que pierden la vida y que hacen sufrir a sus familiares y que sus madres lloran. Ese es el otro mundo, otra realidad”.

No obstante, AMLO dijo que su administración no busca censurar o prohibir las narcoseries y tampoco que él esté en contra de su producción. “No significa que yo esté en contra o que yo vaya a promover censura”, acotó y se pronunció por el inicio de la campaña nacional contra las adicciones.

El pasado 11 de julio el canciller Marcelo Ebrard criticó la producción de narco series porque promueven en el mundo una imagen incorrecta de México. Pero las críticas a las narcoseries se han presentado en otros espacios como el Congreso de la Unión, donde ha habido algunas iniciativas para prohibirlas bajo el argumento de que serían apología de la violencia, pero nunca se han concretado en proyectos de reforma.

Foto propiedad de: Cortesía