Por Francisco Tijerina.

“Quien todo lo quiere, todo lo pierde”

Refrán.

Se equivocan los vecinos del sur de Monterrey cuando, como en el póker, al ganar una mano doblan la apuesta pretendiendo ganarlo todo.

Ya las autoridades les atendieron y construyeron puentes peatonales para evitar que hubiese más atropellamientos en la Carretera Nacional; ahora alegan que no están de acuerdo con que esos puentes tengan estructuras para publicidad porque no están conformes con la contaminación visual.

Ayer llovió en algunas zonas de Monterrey y en un crucero de Garza Sada y Lázaro Cárdenas hubo de cerrarse por un tiempo gracias a la inundación. El problema está ahí y no se ha resuelto.

Sin embargo, la lucha de quienes habitan en el sector debería centrarse en el problema principal: la movilidad.

El nudo que se forma precisamente en Garza Sada y Lázaro Cárdenas ahoga la circulación a todas horas del día; el embotellamiento diario por las mañanas de sur a norte y por las tardes en sentido inverso es un caos y no se diga la salida y regreso de los fines de semana.

Querían puentes y se los pusieron, pero ahora no les gustan porque tendrán publicidad.

No hay que “gastar la pólvora en infiernitos”.

Ahí está, y sigue, el problema de la conducción de las aguas en cada lluvia; no hay drenaje ni desfogue, no hay salida ni solución, pero hoy les importan más unos anuncios sobre unos puentes. No importa la solución a un problema y evitar la muerte de personas que cruzaban sin protección la Carretera, no quieren la publicidad.

Ahí está y no se ve cómo se pueda solucionar el gravísimo problema de la circulación, pero como grupo de presión eso no les interesa, su atención está en los anuncios sobre los puentes. ¿Quién les entiende?

Ganan una batalla y pretenden arrasar. ¿Pesa más en su conciencia la “contaminación” de un anuncio que la vida de una persona?

Hay temas prioritarios que los vecinos deberían pelear, pero si la consigna es únicamente el sostener un ejercicio de presión como arma de golpeteo político en beneficio de un partido o una persona, el sentido de la lucha se perderá y su existencia no tiene ni tendrá apoyo real a falta de una justificación verdadera.

ftijerin@rtvnews.com