AMLO aseguró que el instituto encargado de medir el desarrollo social y la pobreza, el Coneval, no desaparecerá; sólo habrá ajustes de “austeridad” dentro del organismo.

Como acusó a través de Twitter el pasado viernes y el domingo durante su gira en Zongolica, Veracruz, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que este organismo autónomo gastaba millones de pesos en la renta de edificios y el exsecretario general, Gonzalo Hernández, ganaba 220 mil pesos mensuales.

“Imagínense si yo digo eso (que desaparece el Coneval), imagínense. Se nombró a un director, que es un académico de primera, y se va a hacer nada más un ajuste, que haya austeridad”.

El presidente aclaró que él nunca dijo que se dejará de medir la pobreza, sino que otro instituto podría hacer esa investigación, como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En un tuit el viernes pasado, López Obrador acusó que el Coneval pagó de renta en 2018 20 millones de pesos, a pesar de que ellos cuentan con un edificio propio. Además, señaló a los investigadores de permanecer en el puesto más de nueve años.

La polémica surgió luego de que la secretaria de Bienestar, Luisa María Albores despidió a Gonzalo Hernández porque “ya se había terminado su ciclo” y asignó al puesto a José Nabor Cruz.

El presidente dijo que en el periodo “neoliberal” se crearon organismos autónomos, “supuestamente” independientes, pero resultaban muy onerosos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.