Por Obed Campos.

Algo hacen mal en el Instituto de Control Vehicular de Nuevo León, que encabeza Rubén Zaragoza Buelna, para que vehículos ilegales alcancen placas y anden por ahí circulando como “Juan por su casa”, y para que lo que antes no ocurría ni en sueños, pase: que se trafique con licencias de manejar falsas.

Apenas se estaba recuperando la confianza en la licencia como documento de identificación, tan desacreditado por años, porque hasta un ciego obtuvo una en una ocasión allá por los años ochentas, y zas, que cae la voladora.

Dos sujetos fueron detenidos en dos hechos distintos tratando de hacer trámites con licencias apócrifas como identificación, precisamente ante el Instituto de Control Vehicular.

¿De dónde salieron las licencias falsas? Es una pregunta que los detectives de la Agencia Estatal de Investigaciones tendrán que resolver, pero si existe algo de voluntad, pueden checar en los puntos de ventas de las redes sociales, donde se ofrecen estos documentos, al igual que placas para automóviles.

Y si le digo que algo anda mal en el ICV, es que hay pruebas: Policías del municipio conurbado de Santa Catarina que detuvieron a un conductor errático, quien resultó que manejaba en estado de ebriedad, descubrieron que la camioneta que tripulaba tenía reporte de robo, de hace 10 años.

Pero la historia y el asombro no acaban ahí, porque la camioneta, reportada como robada en el 2009, portaba un juego de placas “legal”, expedido por el ICV en el año de 2012, lo que fácilmente hubiera confundido a cualquier policía, aunque no esta vez a los de Sana Catarina, quienes a lo mejor por mera curiosidad decidieron checar el número de serie del vehículo y se descubrió la negra historia.

Las preguntas para Zaragoza Buelna son dos: ¿Tiene idea de cuántas licencias falsas andan por ahí? Y ¿Cuántas placas legales amparan a vehículos robados?

Este es un asunto para que lo resuelva un plomero, ya ve usted que de acuerdo con López no se puede dejar la economía a un economista ni la seguridad a un militar, y hay que hacerle caso puntual.

obed@sdpnoticias.com

@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.