Una grabación histórica, difundida este jueves por la revista The Atlantic, muestra una conversación entre el entonces presidente de EU, Richard Nixon y el gobernador de California y después presidente, Ronald Reagan, haciendo uso de lenguaje racista.

En lo que se trata de una conversación con alto valor histórico, tanto Nixon como Reagan se quejaron de los votos de algunos delegados de la Organización de las Naciones Unidas. Los votantes, en su mayoría de países de África se opusieron en ese entonces a los dictados de Washington respecto a reconocer a la República Popular de China como un miembro de la ONU.

El resultado de la votación causó la furia de Reagan, quien procedió a hacer sus comentarios discriminatorios al mandatario, por la vía telefónica: “La noche de ayer, te digo, ver esa cosa en la televisión como lo hice. El ver a esos monos de esos países africanos. Malditos sean ¡todavía se ven incómodos utilizando zapatos”.

El comentario racista de Reagan, causó la risa del entonces presidente Nixon, quien años después tuvo que abandonar su gobierno en medio de la desgracia del escándalo de Watergate y el fracaso de su ejército en la guerra de Vietnam.

La grabación es parte del acervo de la Librería Presidencial de Nixon. Tras varios años de evaluación de los materiales, investigadores comenzaron a difundir las grabaciones, hechas en la Casa Blanca en la década de los setenta.

Richard Nixon también respondió también de forma agresiva a los comentarios de Reagan señalando que había visto a los “caníbales” que representaban a los países africanos, quejándose de que los Estados Unidos “tenían que someterse” a la votación.

La discusión sobre las actitudes racistas de exmandatarios norteamericanos ha cobrado relevancia en el marco de las constantes acusaciones de racismo contra el actual mandatario, Donald Trump, quien en diversas ocasiones ha insultado a personas de origen mexicano y africano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.