Nuevo León redujo en un 57 por ciento su deuda a corto plazo al cierre del primer semestre de 2019, informó este jueves la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado. Tras la entrega del Informe de Gestión Financiera correspondiente al segundo trimestre del año al Congreso local, Carlos Garza Ibarra, titular del área, refirió que los pasivos bajaron en 1 mil 979 millones de pesos.

A través de un comunicado de prensa, el funcionario estatal dio a conocer otros indicadores relevantes durante el periodo: “Al cierre del primer semestre de 2019, la deuda de corto plazo del Gobierno Ciudadano se redujo en 1 mil 979 millones de pesos, lo que representa una baja de 57 por ciento respecto al cierre del año anterior”.

Adicionalmente se realizó una amortización de la deuda de largo plazo por 189 millones de pesos.

Desde el inicio de la actual Administración, resaltó, se mantiene orden y disciplina financiera. Los ingresos totales de abril-junio fueron del orden de 48 mil 367 millones de pesos, un 8 por ciento más a los registrados en el mismo periodo del año anterior. Por su parte, los ingresos de gestión ascendieron a 9 mil 958 millones de pesos.

Es de destacar que el informe fue entregado en la Oficialía de Partes del Recinto Legislativo por Ramón López Serrano, Director de Contabilidad y Cuenta Pública. Lo anterior en cumplimiento de la Ley de Fiscalización del Estado de Nuevo León, que establece la rendición de cuentas de los entes que reciben recursos públicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.