La encuesta AMLOVEmetrics para la primera semana de agosto revela que un 67.1 por ciento considera que López Obrador ejerce su derecho a la libertad de expresión cuando responde abiertamente a medios de comunicación.

En México como fuera del país el debate sobre la relación del poder político con los medios es enorme. Sobre si la autoridad debe de autolimitarse cuando se trata de referirse y relacionarse en público con la prensa, algún medio informativo, un reportero o comentarista en particular. Esta relación pudiera significar que los gobernantes limiten, influencien o conduzcan de alguna manera el ejercicio periodístico.

En lo que va de la presente administración federal -dados los ejercicios diarios que significan las conferencias de prensa mañaneras que sostiene el presidente López Obrador-, el mandatario no pocas veces ha aprovechado ese espacio para responder a críticas planteadas por distintos medios. Siempre argumentando que, bajo la ley, él tiene el mismo derecho a la libertad de expresión que cualquier periodista o ciudadano.

Esto ha sido considerado por algunos sectores de la opinión pública como un abuso de autoridad por parte del presidente de la República; incluso se ha argumentado que son expresiones de censura.

Para conocer la opinión que tiene la población con respecto a este debate, Opinión Pública, Marketing e Imagen y Social Research Solutions levantaron a través de AMLOVEmetrics 800 encuestas por teléfono a nivel nacional (con operadora, desde un Call Center, el 31 de julio y el 1 de agosto, con selección aleatoria de entrevistados, con un margen de error estadístico de +-3,4%), en las que se planteó la siguiente pregunta:

¿Cree usted que las respuestas de AMLO a la prensa es un ejercicio de libertad de expresión o es presión del poder hacia los periodistas?

Resultado de la encuesta AMLOVEmetrics

Los resultados que ha arrojado esta encuesta AMLOVEmetrics realizada para la primera semana de agosto de 2019 fueron los siguientes:

Los números obtenidos están en sintonía con los niveles de popularidad y aprobación de AMLO. Esto reitera el hecho de que la aceptación a López Obrador como figura -en lo personal y en su modo de conducirse como funcionario público-, es mayoritaria y no se ha visto afectada por el ejercicio de gobierno.

Como sucede con diversos actores de la vida político-económica-social de México, y de otras latitudes, la prensa pasa por una crisis de credibilidad ante la ciudadanía; la apreciación que se tiene de forma generalizada sobre los medios de comunicación es de velar por intereses creados, más que de contribuir a una crítica constructiva del ejercicio gubernamental

Esto quedó evidenciado en el reciente problema del periodista Humberto Padget, quien fue detenido al tratar de entrar sin permiso a las obras del aeropuerto de Santa Lucía. Para López Obrador resultó sencillo transformar lo que pudo ser una mancha contra su gobierno -ataque a la libertad de expresión-, en un acto de imprudencia y hasta irresponsabilidad del periodista, lo que inclusive aceptó el propio medio de comunicación para el que Padget colabora, Radio Fórmula.

El presidente López Obrador tiene una capacidad de comunicarse con la población y hablar “su lenguaje” que no ha sido igualada por ninguna autoridad. Al cuestionar su estilo, su proceder, sus decisiones y su relación con los medios, los críticos y la oposición no consiguen ningún efecto.

Esto, cabe señalar, no necesariamente se extiende a otras figuras de la 4T, ni de Morena, para quienes sus manifestaciones de libre expresión y los señalamientos que hacen en contra de ciertos actores en prensa no gozan de aceptación.

AMLOVEmetrics publica regularmente los resultados de sus encuestas en SDPnoticias.

Foto propiedad de: SDPnoticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.