En menos de 24 horas del tiroteo en Texas, Estados Unidos, que dejó 20 muertos, se registró otro en Ohio en el cual asesinaron a 10 personas y 26 están heridas. De acuerdo con primeros reportes, el ataque comenzó alrededor de la una de la madrugada en el bar Ned Peppers, al oeste de Dayton.

Las autoridades de Ohio aseguraron que luego del reporte, se trasladaron al sitio rápidamente y evitaron que hubiera más muertos.

“Cientos de personas en el distrito de Oregon podrían estar muertas hoy si la policía no hubiera actuado rápidamente”, dijo Nan Whaley, Alcaldesa de Dayton

El presunto homicida, quien llevaba un arma larga, murió ultimado por los policías, quienes llegaron casi inmediatamente después del aviso de la agresión, indicó el jefe de la policía, Matt Carper.

A través de su cuenta de Instagram, el bar, donde comenzó el tiroteo, publicó un breve mensaje donde informan que los empleados se encuentran bien y están al pendiente de la información.

El presidente Donald Trump informó en su cuenta de Twitter que el FBI y las autoridades estatales y locales ya están investigando el hecho. “God blees the people of El Paso, Texas. God bless the people of Dayton, Ohio” (Dios bendiga a la gente de El Paso, Texas. Dios bendiga a la gente de Dayton,Ohio), escribió.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.