Con el título de “La Inconveniente Verdad”, Patrick Crusius, señalado como el asesino de 23 personas en una tienda Walmart ubicada en El Paso, Texas, dejó claro en un manifiesto que el odio racial y el supremacismo blanco fueron los móviles de su asesinato en masa.

Tras señalar que apoyaba “en lo general” al responsable de la matanza de decenas de personas en Christchurch, Nueva Zelanda, Crusius señaló que su masacre era “Una respuesta a la invasión hispana (sic) de Texas”.

“Ellos son los instigadores, yo no. Simplemente estoy defendiendo a mi país de un reemplazo étnico llevado a cabo por una invasión”.

El texto que presuntamente explica los motivos de la matanza en donde 20 personas resultaron muertas, incluyendo tres de origen mexicano, habría sido difundido en el portal extremista 8chan minutos antes del inicio de la balacera. En el mismo, se habría advertido de un ataque armado en Texas.

El responsable de la matanza señaló que la comunidad hispana de los Estados Unidos no era su objetivo hasta que leyó la teoría conspiratoria denominada “El Gran Reemplazo”, una serie de textos difundidos por grupos supremacistas blancos que postulan que las “élites” buscan imponer una “mayoría musulmana” en Europa.

Según el responsable de la matanza, las “élites” estarían planeando sustituir a la mayoría anglosajona de los Estados Unidos por personas de origen “hispano”.

“En resumen, Estados Unidos se está pudriendo de adentro hacia afuera y los medios pacíficos para detener esto, parecen ser casi imposibles”.

A manera de justificación para su crimen de odio, el responsable señaló que “debido a la muerte de los baby boomers, la retórica anti inmigrante de la derecha y a la cada vez mayor población hispana, Estados Unidos se convertirá pronto en un estado con un solo partido (sic)”.

“El Partido Demócrata será dueño de Estados Unidos y lo saben. Ya han iniciado la transición al enfocarse fuertemente al bloque de votantes hispanos en el primer debate demócrata. Planean utilizar fronteras abiertas (sic), salud gratuita para los ilegales (sic), ciudadanía y más para llevar a cabo un golpe político al importar y legalizar millones de nuevos votantes”.

En el apartado de “razones económicas” para la matanza, el sujeto señaló que en el futuro inmediato “la inmigración será un detrimento para el futuro de los Estados Unidos”.

Por los avances en la automatización en los lugares de trabajo “no tiene sentido dejar que millones de migrantes legales o ilegales inunden a los Estados Unidos y mantener a los millones que ya están aquí”. “Los invasores también tienen el mayor índice de natalidad de todos los grupos étnicos de Estados Unidos”, agregó.

Para concluir su diatriba antiinmigrante, Crusius procedió a describir las armas con las que planeaba llevar a cabo su ataque, incluyendo un rifle AK-47 y un AR-15 “si es que lo conseguía”, mismos que pueden comprarse de forma legal en varios estados norteamericanos.

Fotografía: Especial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.