Todo elemento de Seguridad en Apodaca que no actúe con apego a la ley y no atienda las instrucciones será dado de baja, reiteró el alcalde César Garza Villarreal. El ejecutivo municipal dijo que continuará trabajando conforme a su compromiso, por lo que en caso de que algún policía sea sorprendido incurriendo en alguna irregularidad será cesado de manera inmediata, como ha ocurrido con los elementos que fueron denunciados por ciudadanos a través de las redes sociales.

Garza Villarreal destacó en sus redes sociales que en la corporación se reconoce las buenas acciones de los uniformados, pero advirtió que también se corre a los malos elementos.

“Reitero mi compromiso, el que no entienda las instrucciones que les doy, se irá, es mi compromiso. Premiamos a los buenos elementos, corremos a los malos. El Secretario de Seguridad Pública y un servidor, hemos sostenido el criterio de tolerancia cero, están advertidos los compañeros de la corporación, saben que tiene que ajustar sus protocolos a lo que establece la ley y saben también cuáles son las consecuencias de sus actos”.

El ejecutivo municipal mencionó que a la fecha se han dado de baja a 126 policías por actos de corrupción o violaciones a los derechos humanos.

“No es una cacería, es simplemente un esquema de tolerancia cero. Cuando los errores tienen que ver con actos de corrupción o violación a de derechos humanos, no es un error, es un acto que raya en la criminalidad y el gobierno no puede solapar, ni tolerar, ni dar segunda oportunidad a un servidor público que no tiene claro que el marco de su actuación es la ley”.

Garza Villarreal recordó que se está reforzando la estructura de mandos con un mejor sueldo, pero advirtió que no es negociable la permanencia de malos elementos, “un policía que no tiene referencia de actuación sujeta a protocolos no nos sirve tenerlo”.