La Fiscalía General del Estado de Jalisco logró prisión preventiva para el sujeto que fue detenido el pasado 30 de julio en Tonalá y fue agarrado “como piñata” por un policía, ante los gritos de apoyo de vecinos. La fiscalía explicó que un Juez dictó la prisión preventiva por 6 meses contra el sujeto, por el delito de robo, con 3 meses para que se cierren investigaciones.

Esto debido a que se aportaron las pruebas suficientes para lograr la vinculación a proceso de Joaquín Uriel “N”.

La detención de Joaquín se hizo viral, pues el hombre, en un intento por escapar de la ley, quedó colgado de una pierna tras lanzarse de un templo. Un policía municipal aprovechó para darle palazos. Todo quedó evidenciado en video.

Joaquín había intentado escapar porque robó una camioneta, en la cual se encontraba una menor de edad. El robo fue reportado y se logró ubicar y frustrar el hurto. Según la Fiscalía jaliciense “Al verse acorralado, el sujeto amenazó con realizarse daño, ante esta situación se solicitó la presencia de bomberos quienes lo aseguraron”

Al policía involucrado se le inició un proceso interno, con el fin de deslindar responsabilidades por su actuación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.