Cincuenta muertos por enfermedades agravadas por el calor en junio y 76 más en julio, para un total de 126, ha sido el saldo de decesos este verano en la ciudad de Mexicali, Baja California, informó César Raúl González Vaca, coordinador del Servicio Médico Forense en el estado.

En total, 32 de los fallecidos tenían 60 o más años, siendo esta la población más afectada por las altas temperaturas.

“Las más agravadas son las cardíacas, cardiopatía, infartos, presiones altas, diabetes, enfermedades respiratorias, siendo en personas mayores de 60 años que son las más vulnerables”

Otros sectores vulnerables son la población joven de entre 20 y 30 años, personas que padecen de alguna adicción a las drogas.

El experto señaló que, en total, este verano se han registrado seis casos de muertes por deshidratación y golpe de calor en Mexicali, siendo las más recientes este fin de semana, ambas personas del sexo masculino, de quienes se presume vivían en situación de calle.

Una de las muertes ocurrió el pasado 4 de julio en San Felipe, otra el 11 de julio por deshidratación, dos por golpe de calor el pasado 27 de julio y otras dos más el 3 de agosto.

En comparación con años anteriores, las muertes por enfermedades agravadas por el calor han disminuido en este periodo, registrándose en 2017 un total de 156, mientras que, en 2018, fueron 170.

Como siempre, las recomendaciones son las de no exponerse a los rayos del sol en caso de ser posible y si se tienen síntomas de deshidratación o agotamiento por las altas temperaturas, acudir a un médico.

Foto propiedad de: Sergio Caro / Cuartoscuro