Sin detenerse por el mal tiempo o lo difícil del trabajo, ciudadanos de la región construyen un camino rural que conecta su población, San Miguel Amatlán, con la carretera federal Oaxaca – Tuxtepec, misma que a su vez se conecta con la carretera 180 hacia Veracruz.

Son más de 120 personas las que trabajan en la construcción del camino rural en la comunidad que cuenta con apenas mil habitantes, como parte del programa federal “Construcción de Caminos de Acceso a Cabeceras Municipales”.

El gobierno federal apoya también con revolvedoras, carretillas y otros equipos que hacen más fácil el transporte de materiales para la construcción.

Los habitantes que participan en las labores tendrán asegurado el trabajo mientras se lleven a cabo las labores de construcción. De acuerdo con el reporte del noticiero En Punto, algunos recolectan piedras del río, mientras que otros construyen el camino.

En poco más de cinco meses de trabajo y bajo la supervisión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el avance del camino rural es ya del 50%.

Iván Palacios Cruz, encargado de Seguimiento y Monitoreo de los Caminos de la SCT señaló que la secretaría se encarga del apoyo técnico para orientar a que el camino salga de la mejor forma, tanto en mano de obra como en manejo de materiales.

Los gastos que no son cubiertos por el programa federal son asumidos por autoridades municipales, comunales o por los mismos ciudadanos mediante el tequio, una costumbre arraigada en Oaxaca que consiste en trabajo voluntario no remunerado. Se estima que, con el mismo ritmo de trabajo, la obra quede terminada en noviembre.

Foto propiedad de: Tomada de video/ Televisa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.