En atención a la molestia colectiva que las consideraba recaudatorias, el gobierno municipal de Guadalupe que encabeza Cristina Díaz Salazar suspendió las polémicas fotomultas.

La Alcaldesa aseguró que la cancelación del contrato suscrito por la administración pasada no impactará las finanzas municipales, ya que tras dialogar con la empresa se logró reducir la penalización de 34 millones de pesos a sólo 5 millones de pesos.

“Este acuerdo de cancelación representa un pago sustentable que el municipio de Guadalupe cubrirá con una suma de 5 millones de pesos a saldar en un período de 5 meses permitiendo que las finanzas municipales no se vean afectadas”.

Díaz Salazar señaló que la decisión de cancelar las fotomultas obedece a que muchos ciudadanos estaban enfadados, pues sentían que había un afán recaudatorio.

“En el tema de las fotomultas hice el compromiso con la ciudadanía de revisar el contrato con la intención de generar las mejores condiciones para Guadalupe, derivadas de un contrato firmado por la administración pasada. Y con esta cancelación definitiva le digo a la ciudadanía: compromiso cumplido”.

Fue en noviembre del año pasado, cuando se suspendió la aplicación de fotomultas a fin revisar los términos contractuales con la empresa operadora. Aclaró la alcaldesa que las fotomultas generadas antes del 10 de noviembre de 2018 son vigentes y deberán ser cubiertas por el automovilista ante la autoridad competente.