El Presidente de la República evitó hacer una condena personal a Rosario Robles, a quien este 13 de agosto se le dictaron dos meses de prisión preventiva por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

En su conferencia matutina, el presidente también pidió “no hacer leña del árbol caído” y darle la justa dimensión al proceso penal en contra de la ex secretaria de Desarrollo Social durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

“Es muy lamentable todo esto, no es también para festejar, no es para hacer campañas de linchamiento”.

Asimismo, lanzó una crítica hacia aquellos que por mucho tiempo estuvieron de lado de exfuncionaria y ahora le dan la espalda en momentos de necesidad.

“Hay una hipocresía: ahora que cae alguien en desgracia, los mismos que le aplaudían ahora se ensañan. No hay que hacer leña del árbol caído, hay ver las cosas como son. Ese semi punto de vista”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.