Elementos de seguridad hallaron una toma clandestina en un sembradío en el municipio de Teoloyucan, Estado de México, en el ducto Tula-Azcapotzalco. Por la mañana fue localizada la toma y al lugar llegó la Guardia Nacional, la Policía Federal y Petróleos Mexicanos entre la avenida Tratado de Teoloyucan y Zumpango.

En el lugar se registró un olor a combustible, sin embargo, autoridades no han especificado si fue un intento de huachicoleo o si hubo ordeña. Como hasta el momento no ha habido derrame y el lugar es un campo abierto que está alejando de zonas pobladas, no fue necesario evacuar a los vecinos. Las autoridades se mantienen vigilando para evitar que personas se acerquen y que Pemex logre clausurar la toma.

La excavación mide menos de un metro de ancho y menos de un metro de profundidad. Por el hecho no hay personas lesionadas.

Evacuan a vecinos por fuga en Nextlalpan

Apenas la madrugada del pasado 2 de agosto, en el municipio de Nextlalpan se detectó una fuga en el ducto Cactus-Guadalajara por una toma clandestina. El lugar se encuentra a unos kilómetros de Teoloyucan. Vecinos alertaron de un fuerte olor a gas, por lo que autoridades llegaron al lugar y detectaron la toma cerca de los fraccionamientos Hacienda Santa Inés y Paseos del Valle. Los habitantes tuvieron que ser desalojados por el riesgo de explosión.

Esa misma mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la situación ya estaba controlada y la zona estaba acordonada. Además, presumió que el robo de combustible ha disminuido 94 por ciento desde la implementación del plan contra este delito en diciembre pasado. Anteriormente se robaban alrededor de 800 pipas diarias, ahora se registran seis diarias, dijo López Obrador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.