La Auditoría Superior de la Federación denunció ante la Fiscalía General de la República la planta chatarra que compró Petróleos Mexicanos. De acuerdo con Reforma, si bien en cinco auditorías practicadas entre 2015 y 2018 se hallaron las irregularidades en la adquisición y rehabilitación, la denuncia se presentó el pasado 18 de julio. Se trata de la planta de Agro Nitrogenados, en Pajaritos, Veracruz, la cual fue adquirida en diciembre de 2013.

Sobreprecio de 93.1 mdd

De acuerdo con la ASF, se pagó por dicha planta un sobreprecio de 93.1 millones de dólares. Reforma recuerda que en 2014 publicó que se compró una planta prácticamente chatarra, toda vez que tenía una antigüedad de 30 años, de los cuales llevaba 14 sin operar. Y ese deterioro, señala, lo confirmó la ASF que indicó que se trataba de equipo que estaba incompleto, en mal estado, así como no utilizable. No obstante, se inició un proceso de rehabilitación, el cual no ha concluido, y fue requerida una inversión de más de 443 millones de dólares.

Los que participaron en la compra

El rotativo subraya que entre quienes participaron en la compra de la planta se encuentran el ex director de Pemex, Emilio Lozoya y el ex director de PMI Comercio Internacional, José Manuel Carrera Panizzo.

En tanto, la defensa legal de Lozoya presentó a una jueza federal un acuerdo que demuestra que el expresidente Enrique Peña Nieto estaba enterado de la compra que la petrolera hizo a Altos Hornos de México. El acuerdo, que recibió Lozoya de Presidencia acreditaba los movimientos en Pemex y el conocimiento que el exmandatario mexicano tenía al respecto.

La jueza federal Luz María Ortega recibió 14 pruebas documentales y fue quien rechazó citar a comparecer a Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, como testigos en las investigaciones.

Fertinal y Agro Nitrogenados

Fertinal y Agro Nitrogenados son dos empresas de fertilizantes que se compraron en el gobierno de Peña Nieto a precios millonarios pese a que, en ambos casos, existía la advertencia de que se trataba de la adquisición de plantas chatarra. En este caso se indicó que esas compañías en quiebra solo dejarían pérdidas a Pemex.

Se acuerdo con datos oficiales, hasta mayo de 2019, la petrolera había gastado alrededor de mil 395 millones de dólares por la compra y rehabilitación de las dos empresas de fertilizantes. No obstante, ninguna de las dos compañías resultó rentable o generó utilidades para el Estado.

Fotografía: Ángel Hernández/Cuartoscuro

La ASF denunció ante la Fiscalía General de la República la planta chatarra que compró Pemex.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.