Un enfrentamiento a balazos y con granadas de fragmentación entre Fuerza Civil y delincuentes que portaban uniformes apócrifos de la Semar, dejó como saldo tres oficiales heridos y una patrulla quemada, en Sabinas Hidalgo.

La balacera ocurrió la tarde-noche del jueves sobre la autopista Monterrey-Laredo, a la altura del kilómetro 160, en Vallecillo, límites con Tamaulipas.

Durante las primeras versiones dadas, se dijo que oficiales de Fuerza Civil fueron emboscados por delincuentes armados, quienes viajaban en más de 15 camionetas con armamento de grueso calibre. En el tiroteo se reportó a por lo menos tres policías estatales heridos, quienes fueron llevados en las mismas patrullas a Sabinas Hidalgo.

Una fuente allegada a los hechos dijo que los delincuentes vestían uniformes apócrifos de la Marina Armada, portando armas tipo Barrett artilladas en el capacete.

Se dijo que los policías estatales fueron atacados con granadas de fragmentación por parte de los delincuentes, que superaron en hombres a los elementos policíacos.

La balacera se extendió desde el kilómetro 160 hasta el kilómetro 132 en la autopista a Laredo, límites con Tamaulipas. Los oficiales agredidos a tiros, por medio de la radio frecuencia pidieron el apoyo necesario, arribando a la autopista en mención infinidad de patrullas de Fuerza Civil.

Agentes de la Policía Ministerial, Guardia Nacional, Ejército y la Policía Federal, se unieron a la búsqueda de los agresores de los elementos de Fuerza Civil. Unidades de Fuerza Tamaulipas apoyaron las acciones emprendidas por autoridades de Nuevo León.

La fuente dijo que la mayoría de las camionetas usadas por los delincuentes, portaban blindaje artesanal, además de llevarlas artilladas con armas de grueso calibre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.