Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

El pleito en el Senado lo ganó Ricardo Monreal. Martí Batres, a pesar de sus deseos, no debía reelegirse, no estaba en la agenda de la fracción de Morena ni en la agenda de equidad de género para la presidencia legislativa. Lo que sucede en el Senado tiene su correlato en el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La composición del Senado de Ricardo Monreal favorece a López Obrador. Para Monreal ya quedaron atrás las rencillas por la designación de Claudia Sheinbaum a la candidatura a la Ciudad de México. Lo importante es el 2021 y las gubernaturas, entre ellas la de Zacatecas, por eso promueve a su hermano David. Y, lo más relevante, es quién será el nuevo dirigente del partido que influirá en las candidaturas a puestos de elección popular –será Mario Delgado.

El apoyo de Yeidckol Polvenski a Batres es un grito desesperado no para Martí sino para la propia Yeidckol que, lo sabe, dejará la dirigencia de Morena. Se quiere aferrar, pero las cuentas no le salen. Hay otros actores que manejan el Consejo: Marcelo Ebrard, inteligente, ha integrado a la Secretaría de Relaciones Exteriores a operadores y consejeros de Morena, tal vez ya maneje el 28 por ciento del Consejo; Batres tiene una presencia de peso; Monreal aún no llega al 20 por ciento.

Polevnski no quiso negociar. Trascendió que se le ofreció una embajada. No quiso el exilio y lanzó su contraoferta: la delegación del Estado de México para construir desde ahí su candidatura a la gubernatura. Se rechazó su propuesta. Delfina Gómez seguirá como delegada. Yeidckol le está apostando al todo o nada, y puede perder todo. Su pasado de componendas con empresas ligadas al vicio la condenan. ¿Se puede purificar? Ya no.

Para Paco Ignacio Taibo II, titular del Fondo de Cultura Económica, Morena se está “perredizando”: “blandengue, electoralista y buscachambas… es un desmadre, es asqueroso, está trabado burocráticamente, está trabado reglamentariamente, en los niveles dos y tres la corrupción sigue imperando… hay un proceso de lentitud, Andrés sigue bombardeando desde la mañanera, propuesta tras propuesta, pero el aparato del Estado no se mueve a la velocidad que se mueve Andrés”.

Y el presidente López Obrador afirma: “El que está pensando cómo colarse, entre comillas, no ayuda en nada y no tiene futuro porque el pueblo de México es otro… Sabe quién habla con la verdad, quién tiene buenos sentimientos, quién se preocupa por ayudarlos y quién es trepador, un oportunista, un politiquero”.

Andrés Manuel afirma una y otra vez que hay que purificar la vida pública. ¿Purificarán o ensuciarán más a Morena? Tal vez la respuesta puede darse en Zacatecas, después de la reunión del próximo fin de semana que se pretende entre Ricardo Monreal, Martí Batres y Gabriel García Hernández.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.