“No se trata de que los familiares suplan o hagan el trabajo de las autoridades. No se trata de que las familias se arriesguen innecesariamente; sino que las autoridades primero asuman una voluntad política de acatar un ambiente donde vaya creciendo la confiabilidad y transparencia”, dijo la hermana Consuelo Morales, Directora de la CADHAC.

Tras una reunión con alcaldes del área metropolitana y el ex miembro del Comité de la Convención Contra la Desaparición Forzada en Naciones Unidas, RainerHuhle, se reconoció que los alcaldes, además de acatar responsabilidades establecidas por la ley general en materia de desapariciones forzadas y por particulares, deben de ofrecer alternativas y sumar esfuerzos funcionales en esta materia.

A través del reconocimiento de principios rectores recomendados por el Comité de Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas, se pretende que los actores políticos de nivel municipal se hagan responsables de abonar en programas sociales para brindar apoyo a las personas desaparecidas.

Esta sinergia con las autoridades municipales busca que contemplen tareas como compartir información sobre registros que tengan, que auxilien en la seguridad cuando se despliegan acciones de búsqueda en campo, que correspondan frente a un caso de persona desaparecida, y que brinden atención psicológica, entre otras.

“Hemos trabajado durante más de un mes con alcaldes del área metropolitana. Lo primero que vimos era cuantas personas desaparecidas había en cada municipio, esto en un registro que puede estar ya caduco porque fue del registro nacional con fechas del año pasado y no hay cifras actualizadas, pero a partir de eso dijimos que si cada municipio y cada alcalde asume la protección de las familias de personas desaparecidas esto puede ser más fácil para reducir el problema”.

“Uno de los principios dice que tienes que investigar independientemente de quien sea, con los alcaldes creo que hay una gran ventaja porque son munícipes que tienen experiencia y la mayoría ya tiene su segundo periodo”, comentó la hermana Consuelo.

Por su parte, el Coordinador de la Unidad Jurídica y de Análisis de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, Alan García Campos, dijo que de materializarse este proyecto sería el primero a nivel nacional.

“Tradicionalmente las respuestas se han ido generando desde el ámbito federal y estatal, pero no desde el ámbito municipal, y desde Naciones Unidas estamos convencidos de que las alcaldías tienen muchas capacidades para contribuir desde la generación de información de contexto útil para la búsqueda”, señaló García Campos.

Mencionó que los municipios también deberían ofrecer medidas de carácter social y administrativo, esto en los casos donde la persona desaparecida en un núcleo familiar sea la encargada de brindar el sustento económico, por lo que una alternativa sería que los municipios ofrezcan extensión de impuestos de carácter municipal o proveer mecanismos de asistencia social que beneficie a personas desaparecidas.

“Creemos que la medida en que todos los actores o instancias con capacidades de contribución social se sumen en dar a conocer estos principios sectores para que los sujetos de obligación y autoridades se apropien de estos elementos y prácticas para erradicar una de las conductas más atroces que han golpeado a Nuevo León”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.