Ante la masacre en un bar de Coatzacoalcos, Veracruz, el Partido Acción Nacional pidió al Presidente de la República dejar postura de predicador y combatir delincuencia con la ley.

El vocero del PAN, Fernando Herrera dijo que hechos como el de Coatzacoalcos deberían obligarlo a definir una verdadera política de seguridad.

 “(Mientras López Obrador) se concentra en pedirle a los criminales que ya se porten bien y recurre a las madrecitas para que los regañen, la violencia escala a niveles de terrorismo”.

Ataque indiscriminado

Herrera resaltó que “el ataque registrado anoche (martes 27 de agosto) en Veracruz, por lo que se sabe, fue indiscriminado, contra la multitud congregada en un lugar público”.

Señaló que los 26 muertos de Veracruz tras el ataque en el bar “Caballo Blanco” se suman a decenas de hechos que indican que el gobierno debe abandonar su postura de predicador en busca de salvar almas descarriadas y combatir a la delincuencia con la ley en la mano.

“Lo único que nos falta es que el gobierno se proponga a llevarle chocolates a los jefes de los grupos criminales”.

Anuncio sobre fin de la guerra al narco aumentó clima de impunidad

De acuerdo con Herrera Ávila, desde que López Obrador declaró en febrero pasado el fin de la guerra al narcotráfico, aumentó el clima de impunidad y los criminales actúan a plena la luz del día.

El panista abundó que así queda demostrado con el aumento de homicidios dolosos, secuestros, extorsiones, feminicidios y asaltos a comercios y casas habitación.

Dijo que es preocupante que el presidente haya dicho que los narcotraficantes forman parte del pueblo ya que eso ratifica su decisión de no combatirlos.

“Pero hechos como el de Veracruz deberían obligarlo a definir una verdadera política de seguridad, no basta con que mande a sus huestes de las redes sociales a decir que la violencia es propiciada por quienes quieren desestabilizar su gobierno”.

Masacre en Coatzacoalcos

La noche de este 27 de agosto, entre 4 y 5 sujetos llegaron al bar “Caballo Blanco”, y tras atacarlo a balazos, lo rociaron con gasolina para ser incendiado.

Testigos señalan que varios de los fallecidos quedaron atrapados debido a que la puerta fue atorada.

Según reportes locales, desde inicios del 2019, en Coatzacoalcos se registra una disputa entre el Cártel de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas por el control del narcomenudeo y el cobro de piso a bares.

Fotografía: Ángel Hernández/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.