Un integrante más de la banda criminal que asesinó a un matrimonio de la tercera edad en su casa, a la que entraron a robar en la Colonia Contry Sol, en Guadalupe, fue detenido por las autoridades.

El día de los hechos la Policía de Guadalupe detuvo a tres hombres implicados en el asalto y doble crimen, y este sábado capturaron a un cuarto cómplice, una mujer; todos fueron puestos a disposición de un Juez de Control.

Familiares de las víctimas ya identificaron sus cuerpos en el anfiteatro del Hospital Universitario, y los reclamaron para brindarles cristiana sepultura.

Las autoridades informaron que aún falta por detener a un quinto y último implicado en los hechos, y que el presunto autor intelectual de hechos, ya detenido, podría ser un lavacoches a quien el matrimonio le daba trabajo para lavar sus autos. Los sospechosos del doble crimen enfrentaran cargos por los delitos de delincuencia organizada, homicidio calificado y robo con violencia, entre otros cargos.

Hasta el momento las autoridades estatales no han brindado los datos generales de los implicados en el doble crimen que ya están detenidos. Se esperan que estos ingresen en las próximas horas al Penal del Topo Chico, donde serán puestos a disposición del Juez de Control de Monterrey.

Las personas asesinadas fueron identificadas como, Lourdes Mireya Elizondo Solís, de 61 años, y Francisco Javier Flores Camacho, de 62 años. Los trágicos hechos se registraron el pasado viernes por la tarde, en una residencia ubicada en la calle Eugenio O’ Neil, en la colonia antes mencionada.

Lavacoches habría orquestado crimen

El crimen de la pareja de la tercera edad que habitaba en la Colonia Contry Sol, habría sido orquestado por el lavacoches a quien el matrimonio acostumbraba a dar empleo.

De acuerdo con una fuente allegada a las investigaciones, tras la detención de cuatro presuntos participantes en el intento de robo ocurrido la noche del viernes, entre ellos está el hombre que lavaba los carros a la pareja. El informante señaló que el ahora detenido sabía los movimientos de la pareja a la que les lavaba los autos y estaba catalogado como de confianza.

Al ahondar en las indagatorias se dijo que los cuatro hombres y la mujer entraron al domicilio marcado con el número 1862 de la calle Eugene O´Neil, de la Colonia Contry Sol. Al ser descubiertos por Flores Camacho en la primera planta de la residencia, lo mataron.

Momentos después la señora Lourdes Mireya bajó de la segunda planta al escuchar ruidos y en esos momentos también fue asesinada por los criminales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.