En la masacre en el bar “Caballo Blanco”, en Coatzacoalcos, Veracruz, hay responsabilidad tanto del Gobierno de Veracruz, como de la Federación, afirmó Alejandro Gertz Manero. El titular de la Fiscalía General de la República informó en el Senado que esa dependencia está metida de lleno en la investigación del atentado la noche del 27 de agosto, que ha dejado 29 muertos.

Se trata de un “asunto muy delicado, en el que “hay responsabilidades de personas del estado y de la Federación”.

Una investigación complicada

Gertz Manero comentó, además, que la zona es muy complicada y, por lo delicado de los hechos, no podía ofrecer detalles de la investigación que se realiza.

“Todos trabajan: el Ministerio Público, los peritos, los policías. Es una investigación que requiere mucho cuidado, porque de lo contrario, se puede desvirtuar”.

El fiscal participó en la reunión plenaria de los senadores del Movimiento Regeneración Nacional.

Llamado a un Código Penal único

En la reunión, Gertz Manero pidió a los legisladores de Morena contar con un Código Penal único, así como establecer que todos los delitos graves no prescriban. Además, establecer la reparación del daño en delitos menores como el robo, que son 70 por ciento del total del índice delictivo, ello dentro de una ley de justicia cívica nacional.

Gertz Manero indicó que este 2019 se ha empeñado en lograr cambios torales en la procuración de justicia de modo que para el ciudadano “ya no sea un horror” acudir a las agencias del Ministerio Público.

Austeridad en la Fiscalía

Gertz Manero destacó a los legisladores las medidas de austeridad en la Fiscalía. Explicó que se ha mantenido a todo el personal de base que trabajaba en la extinta Procuraduría General de la República, por lo que solamente se redujo el número de funcionarios en áreas no sustantivas. Por ejemplo: directores adjuntos, coordinadores de los asesores.

“Un ejército de puros generales que no hacía nada y costaba más que los de abajo, que sí están trabajando”.

Pocos policías federales

Alejandro Gertz Manero comentó, además, que la Fiscalía a su cargo cuenta con menos de 4 mil policías federales para todo el país: “Es una cantidad mínima”.

Agregó que, de ellos, casi la cuarta parte, hacían servicios de nanas, protectores, guardianes de empleados y funcionarios, “lo cual era verdaderamente ridículo”.

Fotografía: Ángel Hernández/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.