La alcaldesa Cristina Díaz Salazar y la presidenta del Encuentro Mundial de Valores, Cristina González Parás, firmaron el acuerdo con la intención de que Guadalupe se convierta en una Ciudad Compasiva, que cuente con familias fuertes y unidas en el amor y el respeto a los demás.

El convenio busca la construcción de una relación sensible y humana entre la comunidad y la autoridad municipal, que trabaja de manera constante para ser un gobierno cercano.

“Como servidores públicos, lo primero que debemos entender es el respeto a la dignidad de las personas a las que atendemos, como un valor fundamental del servicio público”, dijo la Alcaldesa y detalló las acciones que ha emprendido la administración y los servidores públicos municipales en apoyo y auxilio a los ciudadanos; convocó a trabajar fuertemente en una política pública incluyente para lograr ser la Ciudad Compasiva número 18 de Nuevo León, para lo cual se lleva un proceso.

“Estamos listos para iniciar la certificación, hay mucho por hacer para que Guadalupe tenga un rostro más humano, que trabaje para disminuir la desigualdad social, ser un gobierno más incluyente y con respeto irrestricto a los derechos humanos”.

Dijo que al entender todos, comunidad y autoridad, el verdadero significado de la compasión, se podrá avanzar para tener una sociedad en paz y en armonía. Informó que se trabajará para tener centros laborales y escuelas compasivas, así como el apoyo de líderes religiosos que promuevan los valores en las familias y entre las nuevas generaciones.

Una consecuencia esperada es que sigan disminuyendo la violencia familiar y la comisión de delitos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.