El senador Samuel García Sepúlveda afirmó que, si el gobernador Jaime Rodríguez Calderón tiene esperanza de que la resolución que este miércoles emita la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación salga a su favor, ésta perdido, porque el recurso que interpuso para que no sea sancionado por el Congreso se le va a caer. Dijo que Jaime Rodríguez va en picada y no va a ver otra que mocharle las manos y la lengua.

“La Sala Superior del Tribunal Electoral, resuelve su última oportunidad de defensa, de la cual soy parte, promovente y tercero interesado, y estoy seguro que este miércoles va a quedar claro que el Bronco va en picada que es inminente su destitución. Y que el tribunal electoral va a resolver que el Congreso sí tiene facultad para destituirlo y que ya al haberse comprobado su culpabilidad por haber desviado recursos públicos para su campaña fatídica y reprobada presidencial, este señor tiene los días contados”.

“Le vamos a mochar las manos y la lengua a este patán, a este pelafustán que no ha hecho más que afectar la situación económica, de movilidad y política en el Estado de Nuevo León”, dijo el Senador, y reiteró que será el primer Mandatario estatal en ser removido del cargo por corrupción.

“Va a ser el primer gobernador en ser destituido por un procedimiento electoral, por tramposo y corrupto, y que deje un mensaje fuerte y claro a los gobernadores que ya no van a ser intocables, no pueden usar el dinero público en campañas. Aprovecho para felicitar al Congreso, se aprobaron por unanimidad las reglas procesales, que pueden culminar con esta pesadilla, con este pésimo gobierno y, en breve plazo, destituir de una vez por todas al Bronco”.

García Sepúlveda dijo que este caso será sin duda un claro mensaje contundente a los gobernadores que desvían recursos públicos. Afirmó que estará muy al pendiente de la resolución que vaya a emitir la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, porque será el tiro de gracia al mandatario estatal.