El alcalde Adrián de la Garza, acudió a la oficialía de partes del Gobierno del estado para solicitar formalmente la transferencia de mil 400 elementos de Fuerza Civil para que sean integrados al esquema de la Secretaría de Seguridad Pública de Monterrey.

La propuesta que promueve la Seguridad Total a cargo de Monterrey ofrece a los elementos de gobierno estatal una integración similar a la que ya poseen, pero ahora con las prestaciones del municipio.

Según De la Garza, el municipio cuenta con la capacidad económica para hacerse cargo de los elementos, así como de homologar los sueldos con los de la Policía Monterrey, recibiendo una mejora no sólo económica, también, al adquirir la posesión de unidades de Fuerza Civil, serían mejoradas con la instalación de sistemas GPS, cámaras, tabletas inteligentes, entre otras herramientas con las que cuenta la seguridad de la capital de Nuevo León.

“En ese sentido, la propuesta al Gobierno del estado es que proporcione los elementos policiales, los que actualmente están, ni más ni menos, el equipamiento como patrullas, armamento y uniformes que ya utilizan”.

La propuesta solicita los tres cuarteles de la policía estatal que están ubicados en el territorio de Monterrey, tal como los ubicados al sur, norte y poniente, mismos que serían remodelados y equipados con las herramientas tecnológicas para poder asemejarlo al C-4 de la ciudad, logrando así, fortalecer en gran cantidad el sistema de seguridad regiomontano.

No obstante, el oficio promueve la permanencia administrativa de los elementos de Fuerza Civil para que siga a cargo del gobierno del estado, manteniendo su antigüedad y seguridad social: “Esta propuesta no significa más gasto para el estado, es exactamente lo que ya le destina de recursos, tanto materiales como humanos a la seguridad de Monterrey, pero ahora bajo el mando de la Secretaria de Seguridad Pública de Monterrey”.

Además, Adrián de la Garza dijo que proponen la conformación de un grupo interdisciplinario de trabajo para elaborar un esquema detallado que permita la transferencia del mando policial, refiriéndose a que se junten las áreas administrativas y operativas del Gobierno del estado y de Monterrey para ultimar detalles y se pueda dar la transferencia únicamente de mando.

Recordó que el objetivo de estos ajustes consiste en cumplir con las disposiciones constitucionales donde se manifiesta y señala que los municipios son responsables de la seguridad pública en todo su territorio, además de querer homologar la estrategia de seguridad y protocolos que tiene ya la Policía de Monterrey, generando mayor eficiencia en su sistema.

Por último, mencionó que en Monterrey se ha logrado reducir hasta un 50 por ciento en la incidencia delictiva del año 2016 al año 2019, esto en delitos como el robo a casa, a comercio, a persona, a vehículo, robo a banco, cristalazo, violencia familiar, lesiones y violación. Asimismo, este año se han detectado aproximadamente 350 detenciones con los criterios de operación que tiene el Sistema de Seguridad e Inteligencia de Monterrey.

Destacó que lo único restante sería la aprobación del Gobierno del estado, a lo cual se mostró optimista y dispuesto a establecer una plática para escuchar propuestas por parte del Gobierno del estado.

“Dentro de la solicitud estamos manifestando que pudiéramos hacer el convenio por lo que resta de la administración, y que se pueda medir por año. Tenemos que dar resultado e ir bajando la incidencia delictiva y que haya mayor seguridad en todo el municipio. No es un traslado incondicional, sino que es con la intención de dar resultados inmediatos y de poderlos ir midiendo para poder tener la permanencia de este traslado”.