Por José Jaime Ruiz.

El 25 de septiembre Beatriz Gutiérrez Müller presentó en la Capilla Alfonsina de la Universidad Autónoma de Nuevo León la edición de lujo comentada de la Cartilla Moral de Alfonso Reyes. Según un comentario del periódico El Norte (Reforma en la Ciudad de México):

“Ante la polémica sobre Don Eugenio Garza Sada, ícono del empresariado regio, Beatriz Gutiérrez Müller, historiadora y esposa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, sólo dijo ‘viva la paz’.”

Un día después del evento en Nuevo León de Gutiérrez Müller, el historiador canceló su visita, leemos en La Jornada:

“Por medio de su Twitter, el historiador y ex titular del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), Pedro Salmerón, anunció que no visitará Monterrey el próximo 2 de octubre, como había anunciado el martes, tras haber sido declarado persona non grata por el Congreso local. ‘Mi postura sobre el escándalo ya está fijada con claridad. La denuncia ante la @CNHJ_Morena, presentada. Mi renuncia, en manos de la titular de @cultura_mx. Dejaré esto fijado unas horas y luego, me tomaré unas vacaciones de las redes y de foros públicos. Pd: No iré a Monterrey’, publicó.”

¿Le hizo caso Salmerón a Gutiérrez Müller? ¿Viva la paz? Tal vez, en política, se dice, no hay coincidencias. ¿Detectó Beatriz que en Nuevo León los ánimos en contra de lo dicho por el historiador y por el diputado federal Gerardo Fernández Noroña calaron hondo en el estado y que es casi unánime el rechazo a esas expresiones?

No sólo eso, en la clase empresarial y política de Nuevo León hay un enfado por las disculpas oficiales que se le extendieron a los exguerrilleros torturados, en su momento, por el Estado mexicano. En Monterrey se impuso la pregunta, ¿y los guerrilleros cuándo se disculparon por sus secuestros, violencia y asesinatos?

¿Qué tienen en común Gutiérrez Müller y Salmerón? La historia. Una visión diferente de lo que fue la historia oficial en México. Uno de los libros de la académica es La ‘Memoria Artificial’ en la “Historia verdadera de la Conquista de la Nueva España”, de Bernal Díaz del Castillo.

Por un lado, ¿cuáles son las causas profundas, históricas, de que Salmerón cancelara su visita, le dieron línea de Palacio Nacional? Por otro lado, la doctora Beatriz preside el Consejo Honorífico de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México y ha comentado muchas veces sobre los momentos relevantes de la historia, como el importante papel del periódico Regeneración en la vida pública del país. Hoy mismo reprobó los actos vandálicos a Palacio Nacional durante la marcha de ayer por el caso Ayotzinapa.

Como presidenta del Consejo Honorífico de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México pudo haber comentado en Monterrey acerca de las opiniones de Salmerón y Fernández Noroña sobre el asesinato de Eugenio Garza Sada o, acaso, ¿este reprobable acontecimiento no forma parte de la “memoria histórica” del país?

@ruizjosejaime