Este domingo 29 de septiembre, en Monterrey y durante la marcha por el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto, el Movimiento por la Igualdad en Nuevo León denunció la detención arbitraria de dos mujeres.

Una de estas detenciones sucedió cerca de las 8 de la noche, en la esquina de Zaragoza y Morenos, cuando Karina García fue detenida por agentes de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey mientras esperaba a su novio en la esquina de Zaragoza y Morelos. Se le acusaba de haber hecho una pinta sobre la motocicleta de un policía.

Mujeres del Asamblea Feminista de Nuevo León aseguraron que la joven sí había participado en la manifestación femenina, pero que fue detenida sin mediar pruebas, sin habérsele sorprendido en flagrancia y que se le retuvo incomunicada, esposada dentro de la patrulla, sin remitirla al ministerio público.

Las activistas dijeron que, al tratar de investigar el hecho, y al querer impedir que Karina fuera llevada a una celda, los policías se movilizaron violentamente contra las activistas repeliéndolas con golpes y empujones. Así los oficiales liberaron el paso a la patrulla que trasladó a Karina García a las instalaciones del Centro de Justicia Familiar ubicado en el centro de Monterrey.

El otro caso fue también de una manifestante que fue detenida un poco antes de la detención de Karina, pero que fue retenida por la policía sólo durante una hora. Sin embargo, las manifestantes señalaron el “asedio” de las autoridades policiacas durante la marcha y después de ella: “La Marcha 28S estuvo asediada por aproximadamente 20 unidades de policía en motocicleta y 10 patrullas, mismas que se desplegaron al terminarse la manifestación atrás de las compañeras”.

Fotografía: tomada de video/ MOVINL

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.