El gobierno del Estado cancelará la adjudicación del contrato de la compra de vagones de la línea 3 del Metro a la empresa CAF. Desde el 2014, tras un proceso de licitación, la Administración del exgobernador Rodrigo Medina de la Cruz aprobó la adquisición de 40 carros a la compañía española.

Sin embargo, cinco años después, la actual gestión decidió cancelarlo por el aumento que se ha dado en el precio inicial, informó este martes Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno: “No vamos a optar por CAF, porque hay un aumento”.

Es de destacar que este escenario atrasaría aún más el arranque de la tercera línea de Metrorrey. Tan sólo el armado de los vagones, una vez que se firme el contrato de compra, tardaría un mínimo de 12 meses.