A partir de este 1 de octubre, la disposición de chalecos salvavidas es obligatoria para los prestadores de servicio de trajineras en Xochimilco. Junto con la disposición de salvavidas, entraron en vigor otra serie de medidas de seguridad para la visita de turistas a la zona. Quienes deseen realizar un paseo a bordo de una trajinera tendrán restringido el traslado de bocinas u otros objetos voluminosos. Además, el consumo de alcohol se encuentra limitado a 3 latas o botellas de cerveza por persona, o un litro de alcohol por trajinera. El cupo máximo de personas por paseo es de 18.

Las nuevas medidas de seguridad son consecuencia de la muerte de un joven originario de Puebla, ocurrida el pasado 1 de septiembre en la zona del embarcadero. El joven de 20 años se encontraba celebrando un cumpleaños y cayó al agua en el momento en que intentaba cruzar de una trajinera a otra.

Las acciones fueron oficializadas conforme a un acuerdo firmado por concejales de la alcaldía Xochimilco. En caso de que alguno de los prestadores de servicio incumpla con las disposiciones, su unidad será retirada del padrón de embarcaciones.

De acuerdo con estimaciones extraoficiales, el flujo de visitantes a la zona de embarcaderos se ha reducido en un 90 por ciento desde el día del trágico accidente. En entrevista con Noticieros Televisa, remeros de la zona consideraron que la entrega de chalecos salvavidas a los visitantes podría resultar en un problema, debido a que muchos podrían considerarlo como una invitación a lanzarse al agua y no poner en riesgo su vida.

Fotografía: archivo Cuartoscuro