Como otras celebridades, Lucía Méndez se dio cita en el Palacio de Bellas Artes para dar el último adiós a José José. Sin embargo, su participación en la transmisión en vivo del matutino Hoy y la guardia que montó junto al féretro presente en el homenaje le han valido severas críticas. 

Todo comenzó cuando Lucía Méndez se unió a los conductores de Hoy para transmitir en vivo el homenaje póstumo a José Rómulo Sosa, quien murió el pasado 28 de septiembre tras una larga lucha contra el cáncer de páncreas.  

Tras narrar algunas anécdotas vividas con ‘El Príncipe de la Canción’, la actriz y cantante encabezó su propio tributo, poniendo a cantar a algunos los temas más emblemáticos del intérprete.